La catedral de Santa María de Tokyo.

8304162682_7c07abdab9_b

UUUUAAAAAAUUUUU… ¡¡¡Chicoooooos, que se acerca Godzillaaaaaaaa!!!

¿Es un imperio
esa luz que se apaga
o una luciérnaga?

Hecho de aire
entre pinos y rocas
brota el poema.

Que me traigan al arquitecto
que le voy a hacer el harakiri
por el ano.

 

Haiku cabreado de Miyamoto Musashi.

Güenas y malvadas noches.

Volvemos a la carga en EL TEMPLO DEL MAL con otra inglesia de las que os van a hacer llorar y no de felicidad precisamente. Hoy sus traigo la… 東京カテドラル聖マリア大聖堂. ¿Cómo? ¿Que no entendéis ná? Pero si está clarísimo, jombre… la catedral católica de Santa María de Tokyo (Tōkyō Katedoraru Sei Maria Daiseidō en idioma niquito nipón), en el vecindario de Sekiguchi (cuchi tú qué vecindario), barrio especial de Bunkyo (sí, donde está la Todai y el domo guarro ése en forma de platillo volador), Tokyo, Japón.

jp02_04b

No gana ni en blanco y negro, la joía. Y eso que ya es blanca en su mayor parte.

En resulta que una gonita catedral gótica de madera de estilo francés jecha en 1899 que combinaba elementos tradicionales japoneses (joder, tenía tatami en vez de bancos) fue bombardeada en 1945 por los chicos del tío Sam allá cuando los japos eran los tíos malos de las pelis de la Segunda Guerra Mundial… y no quedaron ni las ganas de hacer sombra de ella.

24836465

Alzándose por entre la urbe, tal parece un ángel de esos de los que salen en el anime de Evangelion. No os hagáis ilusiones… casi ninguno de esos árboles existen hoy en día, la foto es antigüilla.

Pasaron los años hasta que la diócesis al mando del arzobispo-cardenal Peter Doi Tatsuo (pues podría dar otra cosa) pudo arrejuntar yenes y yenes para reedificar un templo en el terreno (el terreno no les costó nada porque bombardeado o no, seguía siendo suyo)… y le encargaron en 1960 el di-señó al harkinepto Kenzo Tange.

0021

No me digais que no, que tiene el “sellito” de Kenzo Tange… ¡¡¡por todas partes!!! ¡¡¡Está por todas partes!!!

Sí, sí, sí… habéis acertado: uno de los campeones del metabolismo japonés y uno de los mayores discípulos de Le Corbusier (os podéis imaginar la combo de este cóctel). Pero no estuvo sólo en el despropósito. Resulta que los alemanes, en solidaridad con su antiguo aliado en la perra guerra decidieron “ayudarles”, y la archidiócesis de Colonia, con la que está hermanada la de Tokyo, les envió a Wilhelm Schlombs, al que presentaron como “un gran restaurador”, y al suizo Max Lechner. Y si aquello fue restaurar mis cojones son heliotropos. El encargao de hacer los números mientras los pintamonas se ponían hasta el culo de sake y sushi hablando de arte fue el engeniero Yoshikatsu Tsuboi (en español “yo si acaso ya voy”)… que tuvo que hacer filigranas con las cifras para que el aborto saliera sin mayor problema. La constrictora fue la Taisei Construction Company, que también tuvo que hacer virguerías para que la acústica diera de sí (tiene un órgano Mascioni de 2004)… y trabajaron al estilo japonés, como hormigas. Coño, la catedral la levantaron entre abril de 1963 y diciembre de 1964.

0013

Digno de un señor del Mal… lástima que sólo toque temas de Rammstein, Oomph y techno industrial. Como mucho, Kawaii Metal.

Lo cierto es que el adefesio, aparte de feo por dentro y por fuera, tiene una serie de condicionantes que lo hacen más especial aún: para aguantar los terremotos que allí son tan frecuentes como aquí las imputaciones de políticos y para darle un aire de estilo religioso (vaya a ser que lo confundieran con la casa de Mazinger-Z), la catedral tiene forma de cruz hecha a partir de ocho parábolas hiperbólicas (todo en esa iglesia es una pura hipérbole) que se levantan del suelo en una forma muy parecida a otro Templo del Mal que veremos más adelante, la catedral de San Francisco, que se inspiró en la de Tokyo para repetir los errores. La intención era crear una iglesia que diera la impresión “de acoger con los brazos abiertos”. Atraparte, diría yo.

st-marys-1

Laaaaa cometa blancaaaaa… Mira, mira como vuelaaaaa… “¡Eh, americanos, a ver si tenéis huevos de volver a tumbarla, que os hemos puesto hasta la diana!”

Las estructura de planta romboidal-cometa blanca es de acero y aluminio cubierta (cómo no) de jormigonaco, éste a su vez recubierto de acero inoxidéibol en techos y fachadas. Pero de un jormigonaco muy, muy oscuro. Tanto, que la iglesia parece un búnker por dentro (y lo es, a ver si tienen huevos los americanos de volver a tumbarla…. o Godzilla, ya puestos), pero un búnker achicharrao por el fuego. Tan es asín que los japos se han empleao a fondo para poner un sistema de luces que ná tienen que envidiar a una rave party alemana de ésas. Vean las fotacas y me lo cuentan… y si tienen cojones, me lo desmienten.

cathedral011

A mí que me dejen de gilipolleces, ahí se ofician misas negras. Y de las que molan.

cathedral017

Queridos hermanos, estamos hoy aquí reunidos para una… ¡¡¡¡fieeeeeeshtaaaaaa con el DJ Ritmako Towapo!!! Tun-tun-pá… tucu-tucu-tun-pá.

images

Esta foto está tomada (y no es broma) con su móvil por un turista despistado.

Ese esqueleto de hormigón más acero cubre un área de 3649,9 metracos cuadradísticos de superficie aunque la finca es de 15000 (a mucho especulador urbanístico nipón se le hicieron los ojos chiribitas en su momento con tanto metro en el mesmésimo centro de Tokyo), tiene dos plantas aparte del sótano (¡tiene cripta soterránea como todo buen búnker!), y una altura de 39,419 metros (hasta los milímetros miden los cabrones estos de ojos achinaos) en su parte más alta, aunque el campanario, que está separao y es más feo que escupirle a Heidi en el día de su primera comunión mide más aún: 61,6 metros. Como nota positiva, hay que añadir que no se carga el entorno… porque estamos hablando de Tokyo, cuyo entorno… no tiene mucho más que perder, la verdad sea dicha.

Aunque para entorno, el interior…

0023

¡¡¡No le volveremos a trener miedo a las bombas atómicas!!!

…sobre todo, el techo.

0015

Si los japoneses hubieran tenido búnkeres como estos de buenos, no habrían perdido la Segunda Guerra Mundial.

Como elementos curiosos del interior… Pufff… para miccionar y no propulsar líquido alguno. Vean las fotos, pero yo considero que la fuente bautismal, en concreto (je, “concreto”) no tiene perdón ni de Dios ni de Satán, vaya.

450px-Stmary3

Yo no he visto en tós los días de mi vida semejante desafío a la imaginación (y al mal gusto). Me dicen que eso es un sacapuntas y me lo creo antes que “una pila bautismal”.

 

Y esto ya es directamente enternecedor… El único elemento litúrgico más o menos estándar es una imagen de la virgen de Lourdes, que parezca que está pidiendo que la saquen de allí, por favor y por caridad.

14s

Le pega al entorno como a un santo dos pistolas.

Como nota simpática y hablando de la Virgen de Lourdes (la catedral está bajo su advocación), hay una típica (de esos copiones de los orientales) copia-simulación-plagio-homenaje a la gruta de Lourdes con su virgenciata y todo en el exterior de la catedral.

23s

Igualico que en un parque temático.

Hala, ¿eh? Sayonara goza-i-más y hasta más ver.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s