La mezquita de Sancaklar en Büyükçekmece.

EMRE-AROLAT-SANCAKLAR-MOSQUE-1

No, no es ni un búnker ni un escenario de Mad Max ni del Counterstrike. Es una mezquita. De verdad que sí de la buena.

Es para quitarse el turbante… y estrangular con él al infiel que ha hecho esto.

Sultán Solimán “el Magnífico”.

¡¡¡Güenas y malvadas noches!!!

Y, como diría el general Tani… ¡¡¡al turrón!!!

Hoy, en el TEMPLO DEL MAL vamos a empezar el año fuerte, pero fuerte, fuerte… Más fuerte que el de los indios de playmobil. Con todos ujtedes y no tiene ná que ver con acontecimientos recientes acontecidos en Gabacholandia (qué va, qué va…): la mezquita de Sancaklar en el distrito suburbano de Büyükçekmece, provincia de Estambul (parte europea), Turquía. Qué coño Estambul… ¡¡¡Constantinopla, cojones!!!


¿Qué por qué les traigo hoy una mezquita satánica? Pues está claro, ome… ¡¡¡POR GODER!!! Si estos musulmánidos comecouscouses se creen que nos van a quitar el derecho a de reírnos lo llevan claro, clarito como agua que baja del monte. Ni hablar. Y menos, cuando ellos tienen adefesios iguales o peores que los de las demás religiones y tanto o más dignos de risa. Y la risa y el cachondeo son un derecho inalienable de la especie humana (especialmente de la raza humana de nacionalidad españistaní), se pongan como se pongan y se levanten como se levanten…

Y venga, amos a decirlo bien alto y bien claro: ¡¡¡Shaytán es mi effendi!!! Bueno, en este caso, que es turco, seamos más específicos: Şeytan benim paşa!!!

Se van a cagar estos infieles seguidores de Allah. Allah será grande y será la polla, pero máj jrande aún eh nuestro señor Shaytán y ahí tenéis la prueba en esta brutalista y minimalista mezquita soterránea y soterrada cual morada de orco. De hecho, es que ES una puta cueva como la de Batman pero con techo de jormigonaco del güeno, admitido y especificao por el arquinepto por si a alguien le asfaltaba la duda.

1384560_2

Puej verán ujtedej: resulta que el distrito ese de Büyükçekmece, se encuentra en lo que viene a ser eufemísticamente hablando “una barriada suburbana de la periferia”. Un puto barrio de las afueras, amos. Pero da al mar. Y la peña de Estambul (el sitio está a 24 km del centro histórico) se venía los fines de semana de pícnic a la playa, que serán moros pero también les gusta disfrutar de la buena vida. En estas que una familia de postín observó que la susodicha zona donde se venía a veranear no contaba con el más imprescindible de los servicios necesarios para el vivir y pasar decentemente el weekend: una mezquita. No, los hospitales se ve que no son tan necesarios, será que allí no se ponen malos. Dicho, hecho y aprobado, la familia Sancaklar creó la fundación Sancacklar y, con aportaciones de propios y extraños, le encargó a su arquinepto personal (sí, sí, sí, tenían uno), Emre Arolat de la empresa Emre Arolat Architects, que les diseñara una.

Para colocarla más allá de la autovía de por donde pasan los coches.

Lo que leen.

Sancaklar map

La mezquita está ubicada en lo que viene a ser eufemísticamente hablando (¿he dicho ya que hoy me he levantao con los cuennos retorcíos?) en “un pradera del extrarradio urbano con uso de parque”. Vamos, UN PUTO DESCAMPAO. Ubiquémonos: la autovía E80 divide la puñetera barriada en dos: la zona aledaña al mar con sus cutreapartamentos y semiadosados estilo “neomediterráneo” (Torrevieja versión kebab) y un “supermercado estilo americano”… y al otro, el jodío descampao que hace pendiente en dirección al lago Çekmece. Esa última parte se proyectó como parque aunque estuviera lleno de restos de tractores, chatarra y escombros. ¿Y qué se le ocurrió a Arolat para jod… digo integrar aún más la zona? Enterrar la mezquita en la pendiente.

Con dos cojones y un pincho moruno.

Por poneros un poco en antecedentes y añadir culturilla general al cachondeo, resulta que no sé si lo sabéis, pero en Turquía existe una “vena psicológica de apego a la tradición cultural, especialmente arquitectónica, de la herencia otomana musulmana”. Vamos, que el personal de Kebablandia es bastante carca, nacionalista y facha a la hora de experimentar con adefesios, especialmente los religiosos (y en más cosas, como en lo referente al ajco que le tienen a los griegos, pero eso es tema pa la semana de los dos jueves). Cuando los clérigos vieron que Arolat (que es laico attaturkista) diseñaba una mezquita enterrá, sin cúpulas y sin los típicos minaretes estilizados al estilo del célebre arquitecto otomano Sinan, se pusieron como las monas del zoo cuando les tiras plátanos: locas perdías.

Sancaklar-Moschee-21_05_13e9f1d669

Y, ¿qué hizo Arolat? Dejarlos con dos palmos de narices. El muy zorro se cogió el Corán por banda y viento en popa a toda vela fue cogiendo versículo a versículo y justificando con ellos el por qué edificaba la mezquita como le salía del… estilo purista y minimalista que lo caracteriza. Y dijo que enterraba la mezquita en homenaje a la cueva Hira donde el arcángel Gabriel se le apareció a Mahoma pa recitarle el libro ése por el que pierden el culo los sarracenos. Y que hacía la mezquita sin detalles porque Mahoma especificó que la mezquita debía ser un sitio “humilde”, que no distrajera de la adorasiónnn y la plegaria ni que atentara contra el entorno y “tocara suavemente la tierra”. Y dejó a los curas más callaos que una biblioteca en agosto.

Sancaklar-Moschee-Rohbau-15_05_46de917378

Total, que hizo el diseño de una mezquita subterránea adaptada a la topografía (o eso dice), de hormigón con empiedre basto muy, muy, poco clásica y con menos detalles que el manual de instrucciones de un chupete.

Sancaklar-Moschee-Rohbau-13_05_e85442bb59

El templo no es que sea mu grande precisamente, tiene 1200 m2 (1050 según los cálculos de otros arquitectos revisionistas). Lo que lo caracteriza es que hay que subir unas pendientes del descampao de yerbas para meterse en unos pasillos (uno para hombres y otro para mujeres) hechos con muros de piedra basta apilada (kayrak, en turco-klingon). Por cierto, que la división de entrada es pa ná porque el interior (65 m2 de mierder) es tan chiquitujo… ¡que es la única mezquita de Turquía de la que tengo noticia en la que el espacio interior no está dividido por sexos! Conclusión: allí sólo van hombres. Vamos, está dividido dice la ficha técnica… pero por un muro corredizo de metal perforado que no he visto en ninguna imagen (seguramente para poder echarle fotos completas al interior). Como si fuera mucha gente de todas formas…

Sancaklar Camii4

¡Coño! ¡Como que hay que atravesar la puta autovía desde el barrio de los apartamentos! Si eso es accesible mis cojones son tulipanes turcos.

El patio interior tiene un charco pegao al muro del fondo con agua más fría que su puta madre para las abluciones de rigor (hay que estar presentable para presentarse ante el Muy Jrande) y que se puede entoldar para cuando haya que celebrar funerales (pero no hace falta: como allí no se pone nadie malo…).

1384562_3

El suelo exterior, como se apercibe por las imágenes, no está totalmente pavimentado. Quién corta el césped, no lo sé, pero como no espabile va a acabar enterrando los pedrolos que no son baratos precisamente.

Sancaklar-Moschee-43_05_8b8127b0bf

Hablando de parné, el proyecto costó la friolera lerela de 1,125 millones de dólares de esos que gastan al otro lado del Charco. Una cosa que me llamó la atención de esto del agua fue que el “perpetrador” presumía de que el agua (que sale del lago) apagaba con su rumor los ruidos procedentes de la calle. Y yo me dije… “¿qué calle? Si está en mitad del campo”. Hasta que me acordé de que la autovía pasa justo al lado.

autovía

Pues vaya con el bucólico paisaje que me pretendían vender.

Más datos: el adefesio incluye una mini-biblioteca de libros sacros. Empezó a construirse en mayo de 2011 y terminó en enero de 2014. Y los ingiñieros que cag… ayudaron a diseñar la estructura pertenecen a la empresa Ingeniería Balkar. La iluminación (la poquísima que hay, se podrían revelar fotos de las de antes de los móviles) es de Pietro Castiglioni.

mimarlık-bankası-sancaklar-cami-06

Los muros de entrada al espacio interior dan varias vueltas y revueltas con la intención de “hacer humilde al creyente” y poner armarios y cosas donde dejar las babuchas que hay que entrar descalzo en estos sitios… ¡¡¡Y no hay alfombras!!! Les van a salir sabañones en los juanetes.

El interior es simple hasta matar de aburrimiento. Y está oscuro como el chalet de Drácula. Como que es una cueva, coño. Imaginaos todo el interior de jormigón y piedra basta, sin más detalles que una caligrafía del artista Mehmed Özçay, ni más iluminación que la de unas luces que hay tras los escalones y esas letras. Parece un cine antes de empezá la película. “Es para evitar que los creyentes se distraigan en la oración”, dice el imán Ali Elmaci, rector del lugar. No, si no lo dudo… El sitio es óptimo pa echarse una siesta. O ver la última de Tarantino. O ver las proyecciones con los resultados de ventas del trimestre. Para colmo, el muro del fondo… es negro pero reflectante.

Sancaklar-Moschee-27_05_0b39ad338e

Si estás rezando según te pongas se te ve el jeto de tonto o el culo al agacharte. Bueno, la verdad es que he exagerado un poco: el muro de rezo o qiblah (el que mira a La Meca), tiene una pequeñísima línea descubierta en el techo (cruzada de vigas, uo-o-oh) que sirve para que la iluminación diurna entre y dé directamente sobre éste. El problema es que como la luz del sol no dé directamente desde el cielo (y no lo hace más que un rato al día), da la sensación de la luz de una morgue. Porque no hay ni una puta ventana. La mezquita bien podría realquilarse como búnker los días entre semana.

Coño, no tiene ni bóveda: los relieves están hechos con moldes de madera ajustado al jormigón que le iban echando los de la contrata Güvensa Yapi Inçaat, AŞ (o SA o Sá-sá-achilipún, según se mire y se lea en moro, en cristiano o en andaluz). Hablando del techo, su “creador” dice asín…

Reflejando con sus contornos las líneas de un mapa topográfico.

Yo de verdad lo flipo con el idioma “arquitectés”.

Sancaklar-Moschee-Rohbau-3_05_4c4be1d00b

Por último, quisiera reseñar que el arquinepto presume de haber integrado el adefesio en el entorno completamente, haciéndolo indistinguible de éste, al combinar la teoría arquitectónica de los agujeros hobbits… con la torre de Barad-dûr. Porque si tú me dices que ese minarete, que es como un monolito de Odisea en el Espacio pero hecho de lascas de piedra basta no se ve a kilómetros es que ves menos que un gato de escayola.

138AN20140214D8390b_635

Unas últimas notas en arquitectés o lengua negra de Mordor:

Queríamos alejarnos de cualquier sentido del espectáculo y alcanzar la esencia del ritual de la oración. […] Estos muros a los que uno se encara se inclinan casi imperceptiblemente en la misma dirección, añadiendo un movimiento sutil que rememora los cuerpos angulosos que se inclinan en la devoción del rezo. […] La mezquita separa el caótico mundo exterior del plácido mundo interior del rezo y la meditación.

Y un resumen en palabras del cura de la parroquia: “no hay distracciones para los adoradores. Tienes una relación más cercana, más pacífica, con el Creador”.

Y tanto. Como que de allí a morirse de aburrimiento no hay más que un paso.

Nada más, salvo que recordad y tened siempre presentes, hermanos encofrades:

lā ʾilāha ʾillā-Shaytán, Le Corbusier rasūlu-llāh.

Hala, ¿eh? Hasta la próxima.

.

P.D: Podéis encontrar esta misma entrada más fermosamente diseñada en Satán Es Mi Señor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s