La capilla de campo Bruder Klaus, en Mechernich.

1295916571-ludwig-bruderklauschapel-no02-437x500

Diría algo, pero… ¿para qué?

Os habéis pasao siete pueblos con la austeridad.

Angela Merkel.

Güenas y malvadas noches.

Hoy, en el TEMPLO DEL MAL vamos a tratar una cosita güena, güena y que, aunque shiquetita y ya la hayais visto seguramente por intenné, me atrevo a volver a ana-lizard-la no ya por la novedad sino porque quiero añadirle una nueva perspectívica y más imángenes y porque es un ejemplo de que un pequeño continente ya jodío de por sí puede ocultar un contenido mucho mayor en maldad y desastres varios de lo que es sano, conveniente y aparente en un principio. Como ese armario que tienes en tu cuarto y que cuando lo abres suelta una cantidad de ropa metía a presión que te entierra en vida, amos (sí, sí, no esquives la mirada, que me estoy refiriendo a ti).

Con todoh uhtedeh: la capilla de campo Bruder Klaus, en Mechernich, en el Land o estado federal de Renania del Norte-Westfalia, Alemania (o Alimaña).

A ver cómo lo empiezo yo esto porque pa’ lo chiquito que es el zurullo éste, tiene tela la explicancia necesaria. El coso éste es más satánico por cómo se hizo que lo que se hizo (y que también tiene telita).

Pues resulta que allá por el 2006 un agricultor germen-ano, Hermann-Josef Scheidtweiler y su esposa Trudel, muy capillitas ellos (y nunca mejor dicho), decidieron (no tendrían otra cosa mejor que hacer) levantar una capilla en honor al santo católico San Nicolás de Flüe (Bruder Klaus o “el Hermano Klaus” en españistaní), uno de los patrones de los agricultores (ahora, ahora hablamos del flipao ése, que también… canela, oiga). Y la hicieron en mitad de su campo, en el camino Rissdorfer Weg… en una ladera baja del Parque Natural Eifel (Naturpark Nordeifel), a 55 km de Colonia. Sí, ahí, no había otro sitio peor.

Bruder_Klaus_22

¡¡Ahí, en tó el medio!!! Jodeos, retinas sensibles del mundo.

Y contrataron para ello los servicios de un arquinepto viejo conocido del Majno Jrupo: Peter Zumthor. Oh, sí…

Y el amigo de los niños se puso a hacer una mierdaca como pocas en su palmarés.

El adefesio que hizo y terminó en 2007 es brutalista tanto por el estilo arquitectónico… como por los métodos de construcción empleados que fueron brutales y bestiales. Va el colega y me tala 120 árboles del bosque de Bad Münstereifel, que estaba al lao del campo, me amontona los troncos en forma de tipi indio… y les va echando hormigón a saco matraco Paco por encima. Y cuando digo jormigón der güeno no es que usara Portland el muy hijo de Satanás, no… empleó una mezcla sui generis de cemento blanco y colorao… y grava ¡¡¡de piedras del río!!! Veinticuatro capas de jormigonaco der güeno como veinticuatro horas tiene el día y veinticuatro hostias le arreaban los ecologistas de la zona. ¡A capa por día, hoyga! Conforme se secaba una en un día, le echaba otra al siguiente en sucesivos “pisos” hasta alcanzar los doce metros. Me prensa el exterior y lo deja en forma de paralelepípedo doblao por el frente… ¿y qué hace endespués?

424px-Bruder_Klaus_18_bis

Con la de barbacoas que se podrían haber hecho.

Le arrea fuego a los troncos.

Con dos cojones.

Conforme los troncos se hacían cenizas o se caían (¡¡¡tres semanas ardiendo!!!), los iba sacando con una grúa por el bujero de arriba (“el óculo” lo llamaba él). ¿El resultado? El que Zumthor quería: un interior de la capilla con la forma y textura de los troncos, color negro requemao y olor a sucarrao. Sí, sí, sí… todo eso era su intención.

398px-Bruder_Klaus_15

Ve hacia la luuuuuuz… cagando leches.

Resulta que el colega lo que quería era crear un efecto místico en el interior de recogimiento porque el santo de los webs es muy conocido en el mundo germánico por sus visiones místicas. Una de ellas, una visión desde el útero de su madre. Y claro, qué mejor forma que reflejar el útero de la madre de fray Nicolás que hacer una capilla sucarrá, claro y obvio como vino de clarete.

469px-Bruder_Klaus_34

Dicen las malas lenguas que todavía huele a socarrao. Los judíos ni se atreven a entrar.

El santo es pa dedicarle una serie de la HBO a él solo: uno de los tíos más flipaos del santoral católico (que ya es decir). El colega era un agricultor terrateniente y soldado suizo que luchó en las guerras civiles suizas del siglo XV. Las crónicas decían que el tío daba espadazos con una mano mientras que con la otra sujetaba y rezaba el rosario. Un buen día, le dio el abenate místico y rechazó el cargo del alcalde de su pueblo, dejó a su mujer y diez hijos y se echó al monte en plan ermitaño. Allí tuvo un chorro de visiones que fueron lo que le hizo famoso. Eso… y que la peña iba a consultarle sobre los temas más variopintos. Cuenta la tradición que evitó una guerra civil suiza porque un cura le fue a preguntar cómo pararla y le dio un consejo que cuando el cura recitó en la Asamblea Federal hizo que todos se pusieran de acuerdo en la paz. Nadie sabe cuál fue ese consejo, pero yo lo intuyo de sobra: “como baje pabajo sus voy a dar pal pelo”.

490px-Bruder_Klaus

Bruder Klaus, “el hermano Klaus”, el santo que inspiró la capilla. Ahora lo entiendo T-O-D-O. Retablo suizo del siglo XVI.

 

En fin, que me desvío del tema. ¿Creíais que no se podía ser más antiecológico ni más bestia que Zumthor? Nunca subestiméis la maldaz umana. El colega se llamó a Miroslav Stransky y a su esposa, unos fundidores locales y les dijo: “me bordeáis el bujero de arriba y me hacéis algo cuco con el suelo”. Y los muy bestiajos cogieron cuatro toneladas de latas, le añadieron plomo a saco, lo fundieron todo y lo chorrearon por el borde del bujero y el suelo.

Tremendous.

Los ecologistas siguen en la UVI a día de hoy.

¿Y ya se acabó ahí la cosa? Qué va, qué va. Para darle luz mística al interior (el adefesio no tiene más “ventana” que el bujero del cielo y no tiene cristal ni se puede cerrar), el Zumthor me empleó los mini tiny huecos que dejaron los tubos de agarres metálicos del amontonamiento de troncos. Trescientos cincuenta huequecillos del tamaño de un dedo. ¿Su intención? “Que el clima del exterior penetrara en el interior”. Joder, por lo visto entraba hasta la niebla. Y unos vendavales frejoj frejquíjimoj por todas partes que ni las velas se quedaban encendías y ni recogimiento místico ni pollas en vinagre. Ante las quejas de los dueños, Zumthor optó por llamar a un soplador de vidrio artesanal de esos de Bohemia… y llenar los putos microagujeros uno a uno de cristal pa que entrara la luz pero no el ventarrón. Eso sí… el bujero de arriba ni tocarlo: si llueve te mojas como los demás.

¿Más detalles?

Pos sí, pos sí que hay unas cuantas hijoputadas más.

¿La puerta? De metal. Triangular. Como el pasillo de entrada. Cuidado con los cuernos al pasar.

Mechernich-Wachendorf, die Bruder-Klaus-Feldkapelle ist dem Heiligen Niklaus von FlŸe, genannt Bruder Klaus, 1417-1487, geweiht. Die Kapelle wurde erbaut 2005-2007 mit dem Schweizer Architekten Peter Zumthor.  Auf eigenem Grund stifteten und erbauten Landwirt Hermann-Josef und Trudel Scheidtweiler mit der ganzen Familie, Freunden und Helfern diese Kapelle zum Lobe Gottes und zur Ehre des Hl. Niklaus von FlŸhe | Germany, Mechernich-Wachendorf, the Brother-Claus-Chapel is sanctified to the holy Niklaus von Fluehe, so called Brother Claus1417-1487. The chapel was built 2005-2007 with Swiss architect Peter Zumthor. On his own ground donated and built by farmer Hermann-Josef and Trudel Scheidtweiler, the whole family and helpers to praise god and in honor to Holy Niklaus von Fluehe

Illuminati, someone?

¿Luces? No. ¿Bombillas? No. ¿Electricidad? Nanay. De wi-fi ni hablamos. Tampoco hay agua ni cañerías.

Sólo hay un banco para sentarse. De madera de tilo, eso sí. Obra de Markus Ressman.

Bruder_Klaus_17

No sé qué es más feo y siniestro: si el busto, las paredes, o el banco de diseño de Ikea. Qué queréis que os diga… a mí no me dan ganas de rezar en ese entorno, me dan ganas de batir los mil metros lisos campo a través.

…Y la jojoya de la corona: un busto del hermano Klaus, una figura en relieve de bronce del santo obra del escultor Hans Josephsohn. Bueno, eso dicen que es. Pa mí que es la estatua de alguien o algo a quien acaban de dar una paliza.

Mechernich-Wachendorf, die Bruder-Klaus-Feldkapelle ist dem Heiligen Niklaus von FlŸe, genannt Bruder Klaus, 1417-1487, geweiht. Die Kapelle wurde erbaut 2005-2007 mit dem Schweizer Architekten Peter Zumthor.  Auf eigenem Grund stifteten und erbauten Landwirt Hermann-Josef und Trudel Scheidtweiler mit der ganzen Familie, Freunden und Helfern diese Kapelle zum Lobe Gottes und zur Ehre des Hl. Niklaus von FlŸhe | Germany, Mechernich-Wachendorf, the Brother-Claus-Chapel is sanctified to the holy Niklaus von Fluehe, so called Brother Claus1417-1487. The chapel was built 2005-2007 with Swiss architect Peter Zumthor. On his own ground donated and built by farmer Hermann-Josef and Trudel Scheidtweiler, the whole family and helpers to praise god and in honor to Holy Niklaus von Fluehe

Se podría haber esforzao un poco más. Haberlo intentado, al menos. O no haber usado plastilina.

Les dejo con unas palabritas en idioma arquitectés de los alabadores de Zumthor y su hovra:

Para el diseño de edificios con una sensual conexión a la vida, hay que pensar de una manera que va más allá de la forma y la construcción. Este concepto suena a verdad en el diseño de Peter Zumthor para la Capilla de Campo Bruder Klaus, donde un interior místico e íntimo que invita a la reflexión, está enmascarado por un exterior rectangular muy rígido. En un día soleado, el óculo se asemeja a la erupción de una estrella, hecho que puede ser atribuido y hacer referencia a una visión del Hermano Klaus en el útero. Los muy sombríos y reflexivos sentimientos, que se convierten en inevitables, en el encuentro de uno con la capilla, la convierten en una de las piezas más notables de la arquitectura religiosa hasta la fecha. Sin plomería, baños, agua corriente o electricidad y con su hormigón carbonizado y suelos de metal colado, la aparentemente poco atractiva capilla sigue siendo un destino esperado para muchas personas.

En palabras del mismísimo Zumthor:

Para mí, los edificios pueden tener un hermoso silencio que asocio con atributos como compostura, auto-pruebas, durabilidad, presencia e integridad, y también con la calidez y la sensualidad; un edificio que está siendo el mismo, siendo un edificio, que no representa nada, sólo es…

Sí, señor, menos vergüenza que un gato en una matanza.

Sin más, les dejo que gosen y disfruten de las imágenes.

Yo ya he gosao bastante y para bastante tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s