La iglesia de Klaukkala.

Con todos ujtedej... la impresora más gorda del mundo.

Con todos ujtedej… la impresora más gorda del mundo.

Su falta de fe resulta… evidente.

Darth Vader.

.

Bueno, que se acabó el cachondeo. Irse preparando, que he vuelto a intenné.

Ya está bien de tanta finura y tanto miramiento políticamente correcto, jombreyá. ¡A la manteca colorá! Endespués de una larga ausencia cibernética en la que me he tenido que cagar en las cuatro farolas que alumbran la tumba de la puta madre del Zuckerberg por haberme echao del feimbuk porque el muy hijo del tercer hijo de un lagarto sin rabo disía que yo (¡¡¡yo!!!) había mentido en mi anterior cuenta dando un nombre falso (¿a él qué cohones más le dará que me llame Yamamoto o José Manuel? ¡¡¡Si es lo mismisto!!!) he vuelto al mundo de los vivos en internet con una cuenta que espero (a la tercera va la bencina) ya sea la refinitiva.

Y cual no fue mi asombro que con el anulamiento de mis cuentas… ¡¡¡se me borraron mis posts en SEMS!!! ¡Aquellas glorias de las letras satánicas se habían perdío en el monte del olvío! Así que ni corto ni perezoso y menos mal que satanista prevenío vale por raíz cuadrada de menos uno, eché mano de mis bacapeaos (back-ups en el lenguaje serrano y anodino ése que dan en llamar inglés), los corregí, aumenté e ilustré más aún y me dirigí cual Quijote de análisis estilístico harkiteztóniko a luchar contra los metafóricos molinos del aburrimiento y críticas chichinabescas de cuatro renglones mal paríos.

Con todos ujetedes vuelve y espero que pa’ quedarse toa la eternidad… Hoy tengo el honor (mejor dicho, la desvergüenza) de re-iniciar la que espero sea una nueva sección de nuestro Majno Jrupo:

El TEMPLO DEL MAL.

Sigue leyendo

Anuncios